El agua en la climatización

El agua es el compuesto más abundante de la Tierra, más de las tres cuartas partes del planeta están cubiertas por agua.

Debido a esto no es de extrañar el uso del agua como refrigerante para infraestructuras desde la antigüedad.

Los romanos, con todas las infraestructuras para el transporte de agua a través de acueductos, regaban las paredes de las casas más pudientes de Roma para mantenerlas a temperaturas moderadas en verano.

Sin embargo, no hace falta irse tan lejos para poder contemplar estos fenómenos, ya que el enfriamiento evaporativo está al alcance de nuestras manos.

Cuando se hace pasar un volumen de aire por una zona húmeda, como puede ser una cortina de agua o simplemente un pulverizador de agua, el aire absorbe parte de esta, aumentando así su humedad relativa. Para ello, el aire utiliza una energía que ha conseguido cediendo temperatura. Si se realiza el balance energético la energía del aire no ha variado, pero sí su forma. Este proceso de aumentar la humedad reduciendo la temperatura al hacerlo pasar por un medio húmedo y sin existir cambio entálpico, se le denomina enfriamiento adiabático por el principio evaporativo.

Este principio natural permite enfriar usando un proceso propio de la naturaleza de una manera económica. Además, se pueden conseguir reducciones en la temperatura de hasta 12 ºC siendo mayor cuanto menor sea la humedad relativa del lugar.

Utilizando el agua para conseguir una refrigeración natural, en medio del bosque tropical denso de Singapur y rodeada de palmeras y naturaleza se encuentra la vivienda diseñada por Wallflower Architecture + Design. Se propone esta refrigeración natural gracias a los amplios espacios ventilados y rodeados de estanques y pequeñas piscinas que ayudan a soportar el clima del lugar.

Blog1_agua

La casa se ha diseñado teniendo el agua como elemento protagonista, no solo visualmente, sino también como medio de ayuda para la refrigeración. Además de las instalaciones artificiales, se ha dejado al paisaje inundar los espacios interiores y aprovechar la permanente brisa de la localidad, para que, abriendo grandes ventanales, se consiga ventilación cruzada en las estancias. La construcción se ha realizado con elementos naturales tales como la piedra y la madera, y colores neutros como blanco o gris.

La casa consta de dos pisos. Sobre la cubierta del primer piso se ha instalado una gran laguna que aísla del calor a dormitorios y al comedor. Además, en la planta baja, se han instalado pequeños estanques en los pasillos para conseguir el mismo efecto.

Blog3_agua

No parece muy asequible construir algo así en medio de una gran ciudad, pero ¿ por qué no aprovecharse de este gran principio natural recurriendo a los enfriadores evaporativos Air4Cool? la solución profesional para climatizar.

No Comments

Post A Comment